Desde tiempos inmemoriales las fases lunares fueron estudiadas por los humanos para lograr determinados efectos beneficiosos. Con ello se ha logrado obtener mejores cosechas, hacer mejores vinos, regenerar el cabello, u obtener una mejor sidra en su embasado, de esto puedo dar fe por las tradiciones de mi familia.

No en vano nuestro cuerpo es agua en más de un 70 % y desde siempre hemos sabido la influencia lunar en las mareas.

En el uso de la homeopatía obtenemos incontables ejemplos, asi por ejemplo en el diccionario médico de Clarke podemos encontrar una referencia a Nash donde cuenta haber obtenido éxito en eliminar tumores de las mamas a través del determinadas tinturas en cuarto menguante., (cuando están activos los patrones y los programas genéticos, según información reciente de la medicina cuántica) y conozco ejemplos que certificarían estas conclusiones prácticas.

Según las tradiciones familiares os puedo decir:

En mi familia sucedió que al embotellar la sidra mis tíos no obtenían una perdurabilidad tan buena como lo hacía el abuelo, afortunadamente pudimos contrastar algunas cosas con él pues todavía existía, aunque debido a una trombosis se comunicaba por señas. Asi que nos comunicó que la sidra debía embotellarse en menguante, se comprobó que de no hacerlo en esa fecha o se agriaba o los corchos se pudrían o salían en algunos casos.

  • Plantar árboles.

La mayoría de las frutas y verduras se deben sembrar en menguante, sobre todo lo que se siembra bajo tierra, como es el ajo y la cebolla, mientras que el maíz, tomate y la alubia, todos ellos crecen sobre la tierra se ajustan mejor a la siembra en luna nueva.

Ahora bien hemos visto dificultades en los últimos tiempos dado que la climatología es muy cambiante y a veces no se puede ajustar bien el tiempo, por ello en ocasiones hemos visto a campesinos en los últimos años hacer hasta dos y tres siembras sucesivas en el mismo año, para obtener incluso cosechas menguadas.

Las mejores fechas para plantar árboles sería diferente en el caso de ser de hojas redondas que se plantarían en luna nueva en la misma luna se deberían talar. Mientras que los de hojas alargadas deberían plantarse en menguante

Esto seria igual para hacer la poda.
Las talas de madera que se hacen en la luna no adecuada se ven atacadas por la carcoma muy rápidamente.

  • Los abonos.

Si son naturales como el estiércol debe removerse en menguante, conservará todas sus propiedades.

  • El cabello

El cabello siempre se debería cortar en menguante. Ha luchado mucho con el cabello de uno de mis hijos que era débil, y se hizo mucho más sano teniendo por norma hacer un corte mensual en luna menguante.


*en el caso de que quisiéramos que creciese sería adecuada la luna ascendente, aunque en ese caso se debilitaría.

*para que no crezca deberíamos cortar en luna menguante.

* En caso de pérdida del cabello es mejor cortarlo en luna menguante y se perderá menos

* Uno de mis profesores en la escuela de medicina china sostenía que dentro de las tradiciones de su familia estaba la experiencia de que la anemia no se aliviaba si se mantenía el pelo largo, y de cortarse para ayudar al restablecimiento era mejor utilizar las sucesivas lunas menguantes.

En términos generales deberíamos decir que la luna en su crecimiento tira mucho de la energía terrestre, y por eso interfiere con lo recién plantado o con los procesos de crecimiento hasta el extremo de anularlos.

  • Las lunas y el campo magnético.

Luna nueva:

Eje ecuatorial de atrás hacia delante

En la mujer.- Yang en 4ª,5ª y 6ª banda de frecuencia

Campo gravitacional, Ser, estructuras pensantes de esferas mentales,

Material de grabación mental y películas inter estratos).

En el hombre.- 1ª ,2ª y 3ª banda de frecuencia.


Cuarto creciente:

Eje ecuatorial de adelante a atrás

En la mujer.- Se activa el Yang en cuerpo de energía, cuerpo átmico

y campo mental.

En el hombre.- Se activan patrones y programas genéticos.

Luna llena:

Eje polar norte/ sur y derecha a izquierda

En la mujer.- 1ª, 2ª y 3ª banda de frecuencia.

En el hombre 4ª,5ª y 6ª.

Cuarto menguante:

De izquierda a derecha

En la mujer.- Yang en programas y patrones genéticos

En el hombre.- Cuerpo de energía, cuerpo átmico y campo mental

 

 

Nodo norte en Tauro — Nodo sur en Escorpio

En la vida anterior fuiste un ser pobre, depresivo, compulsivo, resentido. Vienes por tanto de vidas de esfuerzo de lucha y de renuncia. Seguramente tienes que ver con el mar. Y probablemente te ahogaste, por tanto puedes tener una necesidad importante de ir al agua o miedo a sumergirte. En la vida pasada fuiste generoso, desprendido y no valorase la materia. Te ocupaste de las cosas ocultas y casi con seguridad tuviste alguna afección venérea. Cuida tus zonas genitales y sexuales, puesto existe dentro de ti la memoria patológica. En la vida pasada te quedabas viendo el manzano y preguntándote, como se formó, que energía tenía, como era el árbol, etc.etc.  en esta vida, te dice el espíritu que te la comas de una vez y que dejes de deprimirte.

El espíritu por tanto te propone que aprendas a valorar las cosas prácticas, a gozar de la comida, del descanso, del dinero, de la naturaleza. No te deprimas, no busques el ahondar en las cosas, no pienses en lo que hiciste mal o bien no busques el lado oscuro. Goza del día a día, hazte rico, descansa. No seas tan sexual, sino sensual. Se práctico. Tómate tu tiempo y no le busques cinco pies al gato.

Las zonas patológicas y órganos que debes cuidar son la próstata, o en su caso el útero, seas mujer u hombre. Los órganos genitales en general. La garganta, faringe, laringe y tiroides. Cuida el agua y los ahogos en general.

EN RESUMEN TIENES QUE CONSEGUIR EL EQUILIBRIO ENTRE DOS PERSONAJES QUE LUCHAN DENTRO DE TI: O EL DEPRESIVO, COMPULSIVO, PESIMISTA, RESENTIDO Y POBRETÓN QUE LLEVAS DENTRO, O EL PASIVO,TRANQUILO, GOZOSO, PEREZOSO, MATERIALIESTA QUE DEBES CONSEGUIR DESCUBRIR. DEJA DE SUFRIR Y NO TE DEPRIMAS, GOZA DE LAS COSAS QUE TE OFERTA LA VIDA.

 


En este caso el alma se enfrenta a algunas de las leccio­nes kármicas más difíciles del zodiaco. Las vidas pasadas se han visto sembradas de desenlaces, en la medida en que la fuerza plutoniana de Escorpio elaboró sus procesos de transformación.

Ahora, el individuo se halla tan atemorizado por el re­cuerdo de la sensación de que se le estuvo quitando cons­tantemente la alfombra de debajo de los pies, que desarro­lla una actitud defensiva ante todo aquel que le ofrece con­sejos regenerativos. En las encarnaciones pasadas tuvo que atravesar literalmente los fuegos del infierno para quemar en ellos sus falsos valores. Ahora, en lugar de que­darse entre los restos de Escorpio que aun quedan en él, debe crear, a través de Tauro, una nueva serie de valores sustanciales con los que vivir.

Casi todos los que tienen estos nodos han tocado en una u otra ocasión la fuerza de la brujería, de modo que en la vida actual habrá un rudo despertar en cuanto a cual­quier residuo remanente que quede del sí mismo más infe­rior.

Este individuo también tuvo que enfrentarse en encarnaciones pasadas con un poderoso impulso sexual que le desequilibró una y otra vez. Como consecuencia de ello, está habituado a buscar gratificación en toda clase de rela­ciones, lo que en último término resulta destructivo para el ego personal. Después, confundido y amargado por todo lo que ve desmoronarse a su alrededor, casi se siente con­tento de ayudar a destruir lo poco que queda.

La mayor parte de las condiciones en esta vida siguen estando controladas desde su nivel subconsciente, profun­damente enterrado por debajo de los ojos escrutadores de la sociedad. La persona puede parecer jovial y amistosa, mientras que, de hecho, en su interior planea algún tipo de misteriosa aventura de intriga.

Antes de ofrecer una interpretación exacta se debe es­tudiar la carta cuidadosamente, para determinar hasta qué punto el alma ha salido de la influencia de Escorpio. Los que ya están más cerca de Tauro evitan a toda costa la vio­lenta agitación de Escorpio. Quienes apenas acaban de sa­lir de la influencia de Escorpio aún siguen sometidos a las revoluciones internas. La conjunción planetaria en cual­quier nodo impulsará al individuo hacia ese mismo nódu­lo, obligándole literalmente a vivir esa vida en su encama­ción actual.

El residuo pasado de la revolución es de una intensidad tan poderosa con estos nodos que necesariamente habrá algún efecto posterior ejerciendo su influencia sobre las re­laciones de su vida presente con los miembros de la propia familia y con las personas queridas.

Cada día parece estar lleno de nuevas emergencias, hasta que la aparición de una crisis tras otra crea tal tumul­to de conflictos que el individuo se ve reducido a una lucha básica por la supervivencia. No conoce todavía el arte de la moderación, ni como aceptar las cosas por el valor que tie­nen, pues siempre cree que los demás poseen una motiva­ción ulterior. En el interior de sí mismo, tiene la sensación

de que debe escapar constantemente del castigo, y cuando escapa deja tras de sí los restos de todo lo que le fue queri­do, como si hubiera pasado un tornado sobre ello. A ve­ces, ve que los demás se vuelven hacia él, pero raramente se detiene el tiempo suficiente para comprender que lo ha­cen por su causa. Ya esté representando sus encarnaciones pasadas en Escorpio, o bien avanzando a través de Tauro, su incólume terquedad configura un aspecto característico de su forma de hacer las cosas.

Logrará mucho crecimiento cuando sea capaz.de com­prender las acciones de los demás como reflejos de su pro­pio subconsciente.

Como consecuencia de las encarnaciones pasadas se ha acostumbrado a sintonizar con una onda peculiar de inten­sidad que puede dar paso a la cólera cuando no encuentra forma de expresarse. Se siente profundamente asustado por el dolor de haber sido herido, y ahora puede ser mortal para cualquiera que represente la más ligera amenaza, como si fuera un animal herido. Los individuos con estos nodos pueden perseguir a su presa con un sentimiento de vendetta personal aflorando en los niveles más bajos de la conciencia. Después, una vez caída la víctima, ellos apare­cen como las víctimas inocentes cuando, en realidad, son los vengativos que han planeado sus acciones cuidadosa­mente.

Debido a la emoción intensa que busca constantemen­te su expresión, necesitan una variedad de salidas creati­vas.

El deseo sexual debe ser transmutado en amor divino. Todas las condiciones que engendraron amargura en las encarnaciones pasadas deben ir desapareciendo de la con­ciencia hasta que se descubra la nueva semilla de la paz. El nodo sur en Escorpio debe quemar los puentes del pasado y decidir beneficiarse de las lecciones de la esposa de Lot: «¡No mirar nunca atrás!».

Debe aprender, a través del nodo norte en Tauro, a no disipar ni malgastar en aspectos sin valor alguno todo el poder que fluye a través de él. Sus mayores logros en esta vida los alcanzará cuando, a través de un gran amor por la tierra en la que vive, empiece a percibir destellos de la fuente inagotable en la que encuentra suministro y apoyo. Durante vidas enteras ha utilizado mal tanto su energía como sus impulsos y sus deseos, sintiéndose solo contra todas las opresiones y aflicciones que afectan a la humanidad. Ahora, gracias a las impresiones sensibles de su nodo norte en Tauro, llegará a cobrar conciencia de que la abundancia existente en el universo es tan enorme que siempre podrá disponer de lo que necesite cuando lo necesite. Debe aprender a distinguir la dife­rencia entre las palabras deseo y necesidad, pues aun cuan­do no siempre es capaz de distinguir lo que desea, se en­cuentra constantemente rodeado por todo aquello que necesita.

A medida que avanza hacia su nodo norte en Tauro, empieza a alcanzar finalmente la estabilidad. Puede dejar entonces de perseguir todo aquello que siempre le ha pare­cido que se le escapaba de las manos, para empezar a ver todo aquello que se le ofrece. En último término, está des­tinado a alcanzar en esta vida un estado de satisfacción en la medida en que los furiosos volcanes de Escorpio se van fundiendo en las azules aguas espirituales de armonía de Tauro, allí donde se cree que el Gautama Buda dejó su bendición. Verdaderamente, se trata de la transición desde unas vidas de guerra a otras que se vivirán en el jardín de la paz.

La posición de la casa del nodo sur indica el aspecto de la vida en el que aún se tienen que conquistar todos los re­siduos que resten de las batallas escorpiónicas, mientras que la posición de la casa del nodo norte muestra los as­pectos de la vida en los que la nueva conciencia de confianza y seguridad puede sustituir, en último término, a las_ba­tallas ya libradas.

Nodo norte en Géminis — Nodo sur en Sagitario

En la vida anterior estabas todo el día en las nubes. Eras medio monje, medio filósofo, medio despistado y desde luego te tomas la vida desde el lado de la aventura, de los viajes, de la filosofía, de los horizontes lejanos, utópicos e inalcanzables. Eras medio monje, medio filósofo y desde luego no ponías los pies en el suelo.

En esta vida te dice el espíritu que tienes que ser más práctico, más preciso, que ya no vale actuar por fe. Ni por que Dios lo dice, Ni estar en el aire. Tienes que buscar en los libros, en la lógica, en la inteligencia. Tienes que valorar la razón por encima de la intuición.

En la vida pasada seguramente cojeaste, por tanto las piernas y el riego sanguíneo en las mismas pudieron darte problemas. También tenías una alta predisposición a intoxicarte. Los pulmones, y si eres mujer, las mamas, te dieron guerra, por tanto estos órganos deberán ocupar tu tiempo y tu cuidado.

EN RESUMEN: TIENES QUE PREGUNTARTE, SI ERES MAS MONJE O MAS BIBLIOTECARIO, SI QUIERES SEGUIR EN LAS NUBES O PONER LOS PIES EN EL SUELO. TIENES QUE TERMINAR DE UNA VEZ LOS ESTUDIOS.

SIEMPRE ESTARAS DE LA CECA A LA MECA, SIN SABER A QUE DEDICARTE O QUE HACER, SI ABRAZAS UNA IDEA O UNA FILOSOFIA, AL DIA SIGUIENTE LA CAMBIARAS. SABRAS DE TODO Y DE NADA. CON EL TIEMPO TE HARÁS MAS ESPIRITUAL, MAS UTOPICO, MAS FILOSOFICO Y BUSCARÁS ROMPER EXQUEMAS PARA SALIR A LUGARES, FILOSOFIAS Y SITUACIONES LEJANJAS, DISTINTAS Y ARRIESGADAS.

¡A VER SI TE ACLARAS DE UNA VEZ O TE DECIDES DEFINITIVAMENTE!

 


 

 

Aquí, el individuo recibe una invitación para unirse a la sociedad. Su alma ha llegado a esta vida con un residuo de salvajismo procedente de una encarnación pasada. Como resultado de ello, la persona no está acostumbrada a apreciar el punto de vista de los demás. La continuación kármica de una fuerte actitud virtuosa hace que le sea difí­cil ser un juez justo para con sus propias acciones. Y en este sentido su vida es excesiva. Se siente atraído todavía por la existencia natural sin formalidades, y se alejará mu­cho de su propio camino con tal de evitar que se le impon­gan cualquier tipo de restricciones sociales.

Está habituado a ser un espíritu libre y trata desespera­damente de conservar a toda costa su sentido de la liber­tad. Ya esté casado o no, el recuerdo de su actitud adoles­cente hará imposible que los demás se le acerquen dema­siado.

Al creer que las acciones hablan en voz mucho más alta que las palabras, hace que su vida actual se convierta en un caleidoscopio de apresurada actividad. Siempre trata de hacer demasiadas cosas a la vez, extendiéndose hacia to­dos lados de un modo tan tenue que llega a perder de vista cualquier tema central vital.

En las encarnaciones pasadas funcionó con grandes re­servas de energía nerviosa. Pero, a pesar de todas sus acti­vidades, todavía no ha aprendido a enfocar su atención so­bre ninguna área concreta. En esta vida sigue buscando conveniencia, encontrándose continuamente como una víctima de atajos que luego tienen que ser recorridos de nuevo.

Al no  estar acostumbrado a todas las demandas que plantea la sociedad, trata de eludir la responsabilidad. Tie­ne la sensación de que si pudiera solucionar con la mayor rapidez posible todos los asuntos que tiene entre manos, experimentaría la libertad que la sociedad está tratando de arrebatarle. Así pues, se pasa la mayor parte de su tiempo tratando de liberarse. No se da cuenta, sin embargo, de que cada acción crea una reacción igual y opuesta. Como resultado de ello lo que hace en realidad es aprisionarse a sí mismo más de lo que estaba antes.

Su naturaleza siempre es algo primitiva. Si se muestra egoísta lo hace inocentemente. Si pisa a otro al avanzar, lo hace porque no se había dado cuenta de que estaba allí. Siempre parece pasar por alto lo evidente, totalmente ig­norante de las circunstancias inmediatas que le rodean. Cuando se encuentra en situaciones sociales, se muestra tan poco experto que parece ser el proverbial «toro en una tienda de porcelana china».

En la vida actual está aprendiendo a mezclarse con la sociedad de la que se está beneficiando. No obstante, te­meroso aún de las reacciones de la gente, vive su vida en el margen de la rueda, atreviéndose sólo ocasionalmente a acudir al centro para regresar rápidamente a su lugar.

En las experiencias de sus vidas pasadas con la gente le faltó completar los aspectos de cooperación, sociabilidad y tacto. Ahora se esfuerza por alcanzar la sofisticación. To­davía no sabe cómo ver un reflejo claro de sí mismo, pues no comprende que toda moneda tiene siempre dos caras. A través de su nodo norte en Géminis pasará ahora por experiencias que le obligarán a ver las dos caras de cualquier tema.

En esta vida se halla destinado a aprender qué aspecto tiene el mundo a través de los ojos de los demás. Antes de poder comprender por qué la gente no parece escucharle; tiene que ponerse primero en su lugar. En último término, terminará por darse cuenta de que todas las cualidades ne­gativas que ha estado adscribiendo a los demás son en el fondo cosas que él mismo no ha llegado a comprender en sí mismo.

A veces, se comporta como alguien que grita en la sala de lectura de una biblioteca. No importa lo sofisticado que pretenda ser  queda aún tanta crudeza de sus vidas pasadas que ésta no tendrá más remedio que surgir en los  momentos más inoportunos. Eso le desconcierta tanto que toma la decisión de pulirse prestando atención a sus ma­nierismos, hábitos, comportamiento público y, sobre todo, a su modo de hablar.

A través de su nodo norte en Géminis, empleará la ma­yor parte de la energía de su vida en aprender el arte de la comunicación. Ahora experimenta la necesidad de edu­carse a sí mismo, de tal modo que pueda establecer una identidad en la sociedad.

En algún momento de su vida actual se verá enfrentado al conflicto de tener que vivir en la ciudad (Géminis) o en el campo, (Sagitario) Mientras que su naturaleza básica durante tantas vidas le hará sentirse mucho más cómodo en un ambiente campesino, puede aprender mucho más adaptándose a la nueva experiencia de afrontar la vida ur­bana.

A través de este nodo norte en Géminis, tiene que aprender a respetar diplomáticamente los derechos de los demás si quiere ayudar a preservar una sociedad que a él le pareció poco importante en vidas anteriores, pero que en esta vida le resulta necesaria para su propia supervivencia.

Aunque su cuerpo le pide a gritos la práctica de depor­tes, del contacto con la naturaleza y de una vida primitiva, su mente terminará por dirigirle hacia el estudio de las pa­labras, del lenguaje y de un reflejo de su autoexpresión, de tal modo que empezará a convertirse en una parte rn^e hu­manística de la cultura en la que vive.

Es como el caballo salvaje que trata desesperadamente de no ser domado y que, sin embargo, se pregunta cómo será esa experiencia. En medio de esta aparente paradoja se convierte en un mensajero de las mentes inferior y supe­rior para todos aquellos que entran en contacto con él. Sus encarnaciones pasadas le permitieron alcanzar una com­prensión natural del universo. Su misión actual no se refie­re únicamente a sí mismo, sino que también comprende la tarea de extender la comprensión alcanzada a los millares de personas que se cruzan en su vida. En ello radica la ra­zón mística de su eterna inquietud. ¡Tiene mucho que de­cir y mucho terreno que abarcar!

La posición de la casa del nodo sur muestra el aspecto de la vida en el que el residuo de las encarnaciones pasadas sigue impulsándole hacia el deseo de seguir siendo un espí­ritu libre. La posición de la casa del nodo norte en Géminis indica la puerta que debe atravesar para experimentar las ventajas de la cultura humanística civilizada  a la que está destinado a unirse.

Nodo norte en Cáncer Nodo sur en Capricornio

En la vida anterior fuiste aristócrata. Te dedicabas al mundo del éxito, de la empresa, de la ambición, de la política. De niño/a te habrás dicho que eres el marqués o la princesa. Eras frió, calculador, ambicioso y demasiado preocupado por el ascenso social, laboral, y profesional. Dedicabas tu tiempo a dominar a los demás. Todo lo supeditabas al triunfo. Eres un  pequeño aristócrata venido a menos.

El espíritu en esta vida te dice que tienes que aprender lo que no hiciste en la vida anterior; es decir, construir una familia tener un hogar. No tener un capital económico sobre todas las cosas, sino tener un capital emocional. Crear lazos de amor, de afecto y de ternura. Con el tiempo te darás cuenta que puedes ser frio distante y poco expresivo en los afecto, por tanto esta vida te propone conseguir vivir las emociones, el cariño y potenciar la familia por encima de los valores de la ambición.

En la vida anterior te dio problemas los huesos, sobre todo en las piernas, por tanto tienes una marcada tendencia artrósica, artrítica o reumática. También deberás cuidar el digestivo, la vesícula biliar y las mamas, si eres mujer.

EN RESUMEN: SIEMPRE ESTARAS DIVIDIDO ENTRE DOS PERSONAJES, O EL EMPRESARIO, DIPLOMÁTICO, ARISTOCRATA, FRIO Y CALCULADOR QUE LLEVAS DENTRO O LA MARUJA, CARIÑOSA, SENSIBLE Y PROTECTOR DE LA FAMILIA. O EL EMPRESARIO O LA AMA DE CASA. ¿Has conseguido finalmente el equilibrio?......

 


 

 

Aquí, el alma entra en la vida actual llevando consigo un gran orgullo interno. Al individuo le resulta difícil com­prender por qué los demás no le muestran el fuerte respeto al que ha estado acostumbrado en encarnaciones pasadas. Como consecuencia de ello, todas sus acciones se ven mo­tivadas por la obtención de prestigio y de dignidad.

Algunas de las personas con estos nodos llegarán inclu­so a contraer matrimonio con tal de lograr, el estatus social existente en el recuerdo subconsciente de Capricornio.

En las encarnaciones pasadas, esta alma trabajó dura­mente para obtener reconocimiento. Sin perder el autorespeto, habría sido capaz de salirse de su camino con tal de atraer la atención. En ocasiones, eso pudo haber significa­do imponerse a sí mismo duros castigos, siempre y cuando supiera que otros le estaban observando. Ahora, le gusta­ría que el mundo supiera la enorme carga que tuvo que so­portar, de modo que los demás pudieran verle como un mártir.

Continúa haciendo su trabajo mucho más duro de lo que es en realidad, y parece como si nunca fuera totalmente capaz de cumplir con sus responsabilidades y obligaciones.

Como quiera que siempre vive inmerso en el pasado, tiene la costumbre de llevar consigo, en el presente, la conciencia de todas sus cargas pasadas, lo que contribuye a que su vida actual sea mucho más pesada de lo que de­biera.

Lo único que todavía no ha aprendido a tolerar es el fracaso propio. Es muy práctico en cuanto a ponerse física o emocionalmente enfermo para evitar el tener que en­frentarse a situaciones en las que él cree que se sentirá des­plazado e inadecuado.

Ve el mundo a través de una actitud de gran rectitud propia, por lo que raramente disculpa las acciones de los demás, sino que más bien se las condena. Sin embargo, eso es algo que él mantiene en secreto, pues su sentido de esti­ma personal se vería perjudicado en el caso de que los de­más supieran que él los ha estado encajando secretamente en su propio sistema de castas.

En vidas anteriores tenía una elevada opinión de sí mismo y se mostró muy resistente a aceptar aquellos con­sejos que pudieran afectarle personalmente. Ahora, sigue creyendo que la vida personal de uno es una cuestión es­trictamente privada. En consecuencia, levanta una «mUfa-11a china» alrededor de todas aquellas cosas que se relacionan directamente con él mismo. Sería inútil que alguien in­tentara demoler dicha muralla, porque en cuanto percibela menor crítica personal empieza a añadir más ladrillos a la muralla.

Las vidas de materialismo le han convertido en un oportunista, situándolo allí donde hay algo que ganar. Al mismo tiempo, se le considera tacaño en medio de estalli­dos emocionales de extravagancia.

Cuando ve alguna ventaja se vuelve frío y calculador, de modo que ninguna clase de debilidad interna le impide alcanzar el objetivo que se ha propuesto. Aprovechará las debilidades de los otros en su propia ventaja. Allí donde halla huecos en la ley, encontrará los caminos adecuados para meterse por ellos. Se muestra tan intenso en dirigir todo lo que le rodea que durante toda su vida actual dirige una especie de cruzada personal destinada a demostrar sus valiosas capacidades.

En las encarnaciones pasadas su alma aprendió el arte de conseguir realizaciones. Al hacerlo así se encontró con muy poca consideración por parte de los demás. Ahora, gracias al nodo norte en Cáncer, tiene que aprender a en­tregar alimento, al mismo tiempo que a recibirlo. Muchas de las personas con este nodo experimentan fuertes cargas familiares, de modo que son capaces de llegar a conocer las necesidades emocionales de los demás.

Sexualmente, el alma está aprendiendo a aceptar el pa­pel femenino en esta vida. La transición kármica se produ­ce desde la frialdad a la calidez, y desde ía madurez a la ju­ventud. Muchas de las personas con estos nodos parecen hacerse cada vez más jóvenes a medida que pasan los años.

Las rígidas actitudes de Capricornio son abandonadas una tras otra. El individuo encuentra nueva seguridad" al relacionarse más honestamente con sus emociones. Tiene que aprender en esta vida a pedir sinceras disculpas-cuan-do se haya equivocado, así como a no aprovecharse de los demás cuando tenga razón. Finalmente, comprenderá que todas sus depresiones, temores y preocupaciones no son

más que parte de un complejo de mártir creado por él mis­mo, y que tiene muy poca relación con las circunstancias de la vida actual.

Debe aprender lentamente a divorciarse de la insacia­ble necesidad de controlar todo lo que le rodea.

En esta vida pasará por una cadena de experiencias que abrirán lentamente sus sensibilidades cancerianas. Fi­nalmente, empezará a valorar la naturaleza más que el di­nero, la emoción más que el poder y el nuevo crecimiento más que la obtención de madera muerta. Una vez que em­piece a producirse el cambio, surgirá del frío del invierno para salir a la brillante luz del sol de principios del verano. Pero para ello tiene que desarrollar un modelo de respues­ta emocional completamente nuevo, si es que desea ajus­tarse a la nueva dirección que está destinado a seguir.

Su mayor logro en esta vida consistirá en alimentar a los demás. Para conseguirlo, tiene que trabajar mucho consigo mismo, hasta convertirse en una especie de cuerno de la abundancia natural, lleno de alimentos espirituales destinados a todos aquellos que están hambrientos. Cuan­to más sea capaz de llenar a los demás, más feliz se sentirá él mismo. Debe comprender que Dios también favorece a quienes resisten y esperan, y que su más elevada bendición se halla especialmente reservada para quienes no buscan nada para sí mismos, sino que siempre están disponibles como sus constantes servidores. En las vidas pasadas, esta alma fue capaz de beneficiarse mucho de todo lo recibido. Ahora le ha llegado el turno de dar.

La casa que contiene el nodo sur muestra los aspectosde la vida en los que el cuerno de la abundancia está superlleno. La casa que contiene el nodo norte simboliza los cuencos vacíos de los demás, en espera de que les llegue el alimento.

 

 

 Nodo norte en Leo — Nodo sur en Acuario

En la vida anterior fuiste revolucionario, anárquico, liberal, atado a los amigos, al pueblo, a los colectivos, quizás formaste parte de alguna secta o de algún grupo revolucionario. En tu inconsciente pueden reproducirse imágenes de la revolución francesa o la revolución rusa. El grupo, el colectivo y los demás, te prestaban las ideas, te dirigían, te protegían. No podías vivir sin tus amigos.

En esta vida, el espíritu te dice: Aprende a ser Rey. Ten auto-estima, consigue ser tu mismo, se creativo, no tienes por que seguir las modas, ni seguir las ideas de los demás. Vales mucho. Puedes hacerlo, Puedes ser el mas guapo/a, el más estupendo, el mejor. Deja de ser esclavo, vive tu poder con confianza y no tengas miedo.

En la vida pasada tuviste problemas en el sistema nervioso y producías ateromas circulatorios en las arterias. No comas grasas y cuida el corazón. Las piernas te dieron también guerra y las rodillas. Pueden aflorar varices.

EN RESUMEN: A VECES NECESITARAS A LOS AMIGOS PARA VIVIR Y A VECES TE AISLARAS SIN AGUANTAR A NADIE. A VECES REY A VECES PROLETARIO. SUBE TU AUTOESTIMA, ESA ES LA CLAVE, PERO CUIDADO CON LA ANARQUIA, CON LOS GOLPES DE TIMON. CUIDADO CON LA INTRANSIGENCIA Y LA INTOLERANCIA. YA NO ERES PROLETARIO. ERES Y DEBES SER ANTE TODO EL REY DE TU VIDA. APRENDE A SER EL MAS GUAPO Y EL MAS GRANDE

 


 

El nodo norte en Leo simboliza una lucha con la volun­tad. En esta encarnación, el individuo aprende a desarro­llar la fortaleza dentro de sí mismo. Las condiciones le , obligan a estar solo, y a menudo se encuentra con una total ausencia de hombros en los que apoyarse. Finalmente, aprende que si esta vida debe ser mejor, la debe crear él mismo. Pero antes de poder construir tales creaciones, debe superar su actitud lánguida y despreocupada.

Sigue conservando una tendencia de su vida pasada a pasarse demasiado tiempo sintiendo lástima de sí mismo ante su falta de amigos, sobre todo en aquellos momentos en que tiene la sensación de necesitarlos más. De algún modo, los, demás siempre parecen hallarse ausentes en los momentos de mayor tensión. No son nada insólitos largos períodos de soledad, aislamiento y, en muchos casos, incluso de una buena parte del tiempo vivida como ermi­taño.  

En último término, una vez tomada una decisión exis­ten pocas cosas capaces de conseguir que este individuo se aparte de su destino. Debe aprender que su aislamiento es un prerrequisito autoimpuesto para acumular fortaleza. Aunque es muy capaz de ejercer un fuerte liderazgo en esta vida, tiene que aprender a superar todas las dudas que se anidan dentro de sí mismo.

La continuidad de los deseos de vidas pasadas por con­seguir amigos no hace más que debilitarle, ya que no con­tribuye en nada a configurar su confianza individual. Tiene que aprender a orientarse más hacia objetivos concretos, en lugar de seguir su habitual tendencia a disipar sus ener­gías. Lo interesante es que aun cuando sigue pensando que necesita a los demás para responder a las preguntas que se plantea, raras veces acepta sus consejos.

Los amigos que tiene proceden de todos los ámbitos de la vida. En cierto sentido, eso incrementa su perspectiva, puesto que ellos le aportan la conciencia que él mismo se ganó en encarnaciones anteriores.

Una vez que ha tomado una determinación no hay for­ma de impedirle seguir el camino que lleva hacia el éxito, pues no le gusta ser el segundo. Piensa mucho en el futuro. De hecho, está acostumbrado a vivir en él, hasta que un buen día se da cuenta de que «hoy es el ayer de mañana», y que nada existiría en el futuro si no se creara el ahora.

No es una persona fácil de comprender, puesto que hará todo lo posible por conservar y enfatizar su propio sentido de la individualidad. En las encarnaciones pasadas desarrolló una cierta separación con respecto al resto del mundo, lo que le permitió sentirse libre para seguir su pro­pio camino. Ahora, se enorgullece de ser único y diferen­te, no importándole tanto las tradiciones de la sociedad como aquellas reglas que él mismo se haya impuesto.

Su principal dificultad en esta vida es la falta de con­trol. Sin la ayuda de la disciplina, su poder únicamente ge­nerará proyectos inútiles, hasta que se dé cuenta de que nadie le va a azuzar con un látigo.

Si construye algo sobre la base de conocimientos ad­quiridos en vidas pasadas, tendrá una gran habilidad para hacer algo en favor de la raza humana, ya que es capaz de despersonalizar sus acciones por el bien de la humanidad.

Muchas personas con estos nodos pasan de una vida de harapientos a otra de ricos, produciéndose ese gran cam­bio después de que su tendencia a pasar por alto las cosas se haya transformado en una capacidad para verlo todo. Su mayor sorpresa se la llevan cuando descubren en sf mis­mos talentos pertenecientes a vidas anteriores, que jamás habían creído poseer.

Se alcanza la felicidad una vez que se encuentran unos principios válidos a los que dedicar la vida. Es más, tales principios deben ser inconmovibles, de tal modo que el individuo tenga la sensación de que está creando algo sólido. Entonces, identificará su vida en términos del tamaño de los principios con los que se ha comprometido.

Perturbado por las desparramadas actividades de los demás, que le recuerdan sus propias encarnaciones pasa­das, experimenta la fuerte necesidad de ver la vida mo­viéndose a lo largo de un curso dirigido, en dirección hacia un objetivo específico. No obstante, desea conservar su más completa independencia. Como resultado de ello, le resulta difícil tolerar que los demás le corten las alas. Cuando eso se produce él siempre tratará de poner a prue­ba los límites.

El nodo sur en Acuario trae consigo raíces de la vida pasada fuertemente impregnadas de los principios de im­parcialidad e igualdad. En la vida actual se le ofrece a este individuo la oportunidad de seguir su propio camino, dé modo que pueda expresar sus creencias intrínsecas sin ser molestado por los demás. Ahora, su trabajo consiste en demostrar a la gente, del modo tan vistoso o poderoso que él mismo elija, la forma en que el mundo puede superar sus cargas. Alcanzará sus mayores logros después de que haya rendido su voluntad personal al servicio de la huma­nidad.

No cabe la menor duda de que posee un buen material de liderazgo, siempre y cuando no se viole nunca el senti­do de la imparcialidad de Acuario, procedente de vidas pasadas. Este individuo es capaz de efectuar cambios revo­lucionarios en lo que hasta entonces no fueron más que tra­diciones bien establecidas. Él se siente en primer y último lugar permanentemente atraído y fascinado por todas las posibilidades que se le ofrecen al ser humano. Al mismo tiempo, se siente ofendido cuando la gente se queja de las limitaciones que ella misma se ha impuesto, ya que conoce muy bien la experiencia de elevarse sobre las dificultades contando únicamente con las propias fuerzas.

Aspira a elevarse muy alto y a no dejarse ridiculizar por aquellas creencias por cuya expresión ha luchado tan dura­mente.

Aunque su capacidad para el amor se encuentra a bue­na profundidad, el resto de él no está muy lejos de la su­perficie. La continuación de la atracción de sus vidas pasa­das por las fascinaciones momentáneas sigue haciéndole salirse de su camino, lo que le dificulta ver con claridad el núcleo de su propia personalidad. Así pues, debe identifi­carse con sus logros como el único barómetro real para ca­librar su propio valor.

Aunque a veces puede desear estar solo, no vivirá nun­ca sin gente, ya que sus logros atraen la admiración de los demás. Cree en la justicia firme y, sin embargo, se muestra rápidamente dispuesto a perdonar una vez que la gente haya admitido estar equivocada. Nunca se mostrará dis­puesto a golpear cuando una persona se encuentre venci­da. El sentido del juego limpio forma tanta parte de su alma que aun cuando tenga la sensación de que debería ser más competitivo, se siente incómodo formando parte de una competición en la que se practique el juego sucio.

Cosas que nunca le habrían preocupado en encarnacio­nes pasadas se convierten de pronto en importantes cuan­do empieza a profundizar en la vida en lugar de disociarse de ella. Aunque el karma de su vida presente consiste en aplicar su ingenuidad uraniana a través de prácticos y tra­dicionales objetivos de Leo, él sigue .esforzándose por mantener su carácter único.

Algunas de las personas en esta posición pasan en la so­ledad los últimos años de su vida. Otras, a pesar de estar casadas, conservan su independencia con tal fuerza que tienden a mantener a los demás miembros de la familia en la periferia de su círculo.

La posición de la casa del nodo sur indica los aspectos en los que continúan buscando expresión las necesidades de vidas pasadas relacionadas con la originalidad y la libertad.

La posición de la casa del nodo norte muestra los as­pectos a través de los cuales se puede enfocar la energía de la carta hacia una nueva y brillante creación de tamaño y valor sustanciales, como un regalo de generosidad para el mundo. Realmente, éstos son los nodos del «inventor».