Turmalinas: Una fuente natural de infrarrojos e iones