Escorpio / Tauro

 

 

Nodo norte en Escorpio — Nodo sur en Tauro

En su vida anterior Vd, fue persistente, celoso, materialista, práctico. Valoraba el dinero, el descanso, la sensualidad y el materialismo como el elemento más importante. Estuvo vd, vinculado a la naturaleza. El dinero y la seguridad eran para Vd, algo decisivo. Tenía una cierta actitud inmovilista, de ideas fijas. Le costaba modificar sus criterios. Era vd, un excelente cocinero, y apreciaba la buena comida. En su casa siempre había un buen plato de comida y algo de dinero. Valoraba su vida y su autoestima en función de sus bienes y de su poder económico. Amaba la tierra y probablemente tuvo una relación directa con la horticultura o la naturaleza.

En eta vida, el espíritu ha programado para Vd, que aprenda todo lo contrario. Se trata de que no sea Vd, obsesivo, materialista, pesado, celoso y pesetero, para hacerse más trascendente, más profundo. El espíritu le dice que tiene que aprender a ver por debajo de lo superficial. Es por esto que se adentrará en estudios esotéricos.

En su vida anterior es posible que muriese ahogado u ahorcado. Es por esto que sus garganta, faringe, laringe, tiroides y cervicales son para vd, problemáticas, en igual medida tenía vd, problemas en la próstata o en útero bien si era Vd, hombre o mujer. Cuide estos órganos en esta vida, puesto que le darán guerra.

El espíritu le dice que el esfuerzo, la lucha, la renuncia y las emociones de sufrimiento y dolor, le harán más sabio, más profundo y más trascendente. Tiene Vd, que aprender a gozar de la sexualidad, no de la sensualidad. Tiene Vd, que dejar de zanganear e investigar. Tiene Vd, que dejar de ser tan pesado para cambiar criterios. Tiene Vd, que aprender del esfuerzo y no quedarse dormido en la inmovilidad. Tiene Vd, que entender que la vida no es obsesión, materialismo e inmovilidad.

EN RESUMEN LAS PERSONAS QUE ESTEN JUNTO A VD, LE PUEDEN DECIR HASTA LA MITAD DE SU VIDA, QUE ES MUY MATERIALISTA, MUY PESADO, MUY CELOSO E INMOVILISTA. QUE ES VD, MAS TERCO QUE UNA MULA. PERO CUANDO SEA MAYOR, VERA COMO HA CAMBIADO SU VIDA HACIENDOSE MAS PROFUNDO, ESFORZADO, TRASCENDENTE, COMPROMETIDO Y VALORANDO LA GENEROSIDAD, EL DOLOR DE LOS DEMAS Y LA METAFISICA, POR ENCIMA DE OTROS VALORES. TIENE VD, QUE CONSEGUIR EL EQUILIBRIO ENTRE LOS DOS PERSONAJES QUE LLEVA VD DENTRO:

-         O EL ZANGANO, MATERIALISTA Y TERCO QUE LLEVA DENTRO

-         O EL INVESTIGADOR, TRANSCENDENTE, GENEROSO Y DINAMICO QUE TIENE QUE CONSEGUIR.

 


 

Aquí, el individuo aprende a aceptar cambios-revo­lucionarios en sí mismo, así como en las condiciones de su vida. Le gustaría descansar, creyendo que el viaje de su alma ya ha transcurrido. Se siente tan cansado a causa de los recuerdos de vidas pasadas sobre el yugo de sus cargas terrenales, que le gustaría mucho desvanecerse, fuera cual fuese el coste. Como consecuencia de ello, le resulta difícil desarrollar la fortaleza necesaria para los cambios futuros.

Se aferra tenazmente a antiguos modelos de comporta­miento que le sirvieron bien en encamaciones pasadas. Se encuentra personalmente comprometido con la idea de ha­cer las cosas del modo más difícil. Avanza laboriosamente por su vida, como el buey que ara los campos, como si sólo hubiera que trazar un largo surco recto. Gasta tanta ener­gía física que debilita su yo espiritual hasta el punto de que permanece ciego a cualquier otra nueva posibilidad que no sea la existencia singularmente triste a la que está acos­tumbrado.

Le resulta difícil aprender mediante la observación de los demás. En lugar de eso, le gustaría pasar él mismo por las experiencias de la vida de cada uno. En consecuencia, gasta mucho más tiempo, esfuerzo y energía de lo necesa­rio para pasar por cada fase de crecimiento. Sin embargo, tiene la sensación de que tiene que sentirse seguro de sí mismo. Es tanta su necesidad de seguridad que incluso cuando introduce cambios en su vida no se trata, en reali­dad, de cambios, sino simplemente de otros aspectos de los mismos modelos de comportamiento a los que está tan acostumbrado desde hace tanto tiempo.

En encamaciones pasadas desarrolló una buena sensi­bilidad para con su entorno. Con objeto de adaptarse a la continuación de tal sensibilidad, empieza a explorar tem­pranamente en esta vida el mundo de las impresiones sensoríales. Aprende a conocer cuáles son las sensaciones agradables y a obtenerlas. A pesar de todo, parece como si no lograra alcanzar nunca una satisfacción completa y du­radera. No se da cuenta de que un apetito engendra otro. Su gran necesidad de posesión hace que le sea difícil dis­frutar de lo que no posee personalmente. En consecuen­cia, se dedica a librar largas batallas de posesión sobre otras personas, cosas e ideas. Se aferra tercamente a todo aquello que se encuentra en su camino, con el resultado de que cuanto más acumula tanto más se siente atrapado. Lo que en otros períodos de vida no fue más que una gran ne­cesidad de adquirir sustancia, se transforma ahora en el peso extra del exceso de equipaje que está teniendo que soportar. A medida que pasan los años, el yugo de sus car­gas se hace cada vez más y más pesado.

Se ha creado la necesidad de sentirse poderoso, de tal modo que pueda buscar refugio temporal ante la sensación de desmayo por el fracaso que le ha atormentado en encar­naciones anteriores. Como resultado de ello llega incluso a buscar en esta vida una ocupación capaz de situarle en una posición de autoridad.

En las vidas pasadas ha sufrido tanto daño para_ el ego, que ahora experimenta la intensa necesidad de demostrar­se a sí mismo que es digno de respeto. Caerá en una pro­funda depresión cuando se vea enfrentado-ante la posibili­dad de que los demás le vean con fallas en cualquier aspec­to. Para evitar que esto suceda se impulsará hacia el éxito, independientemente de lo que eso pueda costarle. 

Es casi seguro que, en alguna época de su vida, la in­tensidad de su karma hará que se vea implicado de alguna forma con la policía, al menos circunstancialmente.

A medida que este individuo se acerca a su nodo norte en Escorpio, se produce en él una completa transforma­ción. Empieza entonces a eliminar antiguos modelos de comportamiento, para lo cual quema los puentes tras él.

Las experiencias le enseñan a cortar nítidamente con las ataduras, de tal modo que no avanza hacia el futuro con ambos pies atados al pasado. Su mayor crecimiento se pro­duce cuando es capaz de dejarse llevar.

Las necesidades de dependencia interior tienen que transformarse en una completa independencia de pensa­miento y acción. La fortaleza aumenta a medida que pasa el tiempo y que él descarta lentamente de su conciencia todo aquello que lo oprime.

Debe aprender a estudiar objetivamente los resultados de sus deseos subconscientes, de tal modo que sea capaz de ganar el respeto por sí mismo a través de la práctica de la autodisciplina.

Estos nodos simbolizan el alma que durante muchas vi­das ha estado recorriendo un camino decadente. Ahora, el alma se tiene que volver del revés para desembarazarse de toda la decadencia que ha ido acumulando.

Cumplir con el karma de este proceso trastornante re­sulta extremadamente doloroso para el individuo, ya que en él puede perder todo aquello que le fue querido y cerca­no. Al final, se verá obligado a renunciar a mucho más de lo que había estado dispuesto en un principio.

Esta transformación es tan poderosa que muchas per­sonas con este nodo suelen pasar solas los últimos años de sus vidas. En el proceso de eliminar el exceso, han termi­nado por descartarlo todo, excepto a sí mismas.

A pesar de todo, este proceso es totalmente necesario si es que el individuo debe alcanzar el punto en el que sea capaz de verse a sí mismo con claridad y a los niveles más profundos. Su nueva vida surgirá precisamente a partir de esta muerte simbólica de todo aquello que poseyó alguna vez.

La posición de la casa del nodo sur indica el aspecto que se ha convertido en decadente como resultado de en­carnaciones pasadas. La posición de la casa del nodo norte muestra la forma en que se puede conseguir un renacimien­to en la vida actual.