Que son los factores de transferencia.

 

 

 

 

 

Que son los factores de transferencia.

factor trasferenciaAl probar los FT,  siempre viene la misma sorpresa, como es posible que hagan tanto efecto.Muchas veces un resfriado o gripe al que parecías ya condenado, simplemente desaparece.Y uno se pregunta, esto deber ser como el más fuerte de los antibióticos. Pero nada más lejos de la realidad.  En este pequeño recorte se explica lo que son, como y porque actúan.

 

 

 

 

 

 

 

 

Los factores de transferencia son moléculas naturales y microscópicas
que residen en los cuerpos de todos los animales. Son mensajeros que
transmiten la información inmunitaria sobre la presencia de una
amenaza al sistema inmunitario, ya sea externa o interna, y sobre cómo
responder adecuadamente, de célula inmunitaria a célula inmunitaria.
Los factores de transferencia son producidos por los linfocitos con
inmunidad celular. Transportan la inmunidad celular antígeno
específica del linfocito fuente (hipersensibilidad retardada) a los
linfocitos no sensibilizados, o vírgenes. También pueden incrementar
la actividad de estimulación inmunitaria no antígeno específica de los
linfocitos receptores.
Los factores de transferencia transmiten la información inmunitaria
(reconocimiento de los agentes patógenos y respuesta inmunitaria
adecuada) a través de los factores inductores, supresores y antígeno
específicos.
· El factor inductor permite que los factores de transferencia
respalden la respuesta inmunitaria de adaptación a las infecciones
virales, parásitos, malignidades, enfermedades bacterianas y mico
bacterianas, infecciones por hongos, trastornos autoinmunes y
enfermedades neurológicas. Este factor puede transferir una respuesta
inmunitaria en menos de 24 horas y reducir significativamente o
eliminar los síntomas de la enfermedad.
· El factor supresor evita que el sistema inmunitario reaccione en
forma excesiva, por ejemplo al polen y a otros cuerpos extraños, así
como también a sí mismo como es el caso del trastorno autoinmune.
· El factor antígeno específico transporta etiquetas que son vitales
para que el sistema inmunitario identifique los microbios y las
células extrañas.
Los factores de transferencia se encuentran incluso en los sistemas
inmunitarios más primitivos. De por sí, los factores inductores y
supresores de los factores de transferencia son universales y pueden
transferir la inmunidad, atravesando la barrera de las especies. En
consecuencia, los factores de transferencia de una vaca pueden dotar
de inmunidad a una persona. El factor antígeno específico puede
transferir inmunidad entre especies cuando existe una coincidencia
entre los agentes patógenos antígeno específicos, como ser en la
viruela y la vaccinia, la Escherichia Coli, etc.
Se cree que los factores de transferencia contienen proteínas y ARN
(ácido ribonucleico), pero no ADN (ácido desoxirribonucleico). El
hecho de que sean pequeños, es decir, un peso molecular menor a
10.000, hace que no ocasionen alergias y permite que conserven su
máxima eficacia cuando son ingeridos en forma oral. De hecho, el
calostro de todos los mamíferos es rico en factores de transferencia y
es vital para los recién nacidos a los que se los dota de forma pasiva
de inmunidad al ingerir el mismo durante el amamantamiento o lactancia
materna

 


 

 

El Factor de Transferencia Inmunológico, es un producto científicamente avanzado para brindar apoyo al sistema inmunológico. Es una combinación de ingredientes que dan al sistema inmunológico las herramientas para responder rápidamente ante cualquier agresión, y el conocimiento para ampliar su cubierta  protectora.

Precaución: No debe ser administrado en personas que hayan recibido algún  tipo de transplante de órgano, tejido, hueso, otros similares. Tampoco debe utilizarse durante el embarazo.

Nuestro cuerpo esta en lucha constante para equilibrarse así mismos a nivel celular. La guerra celular se realiza entre las células malas (invasoras) y las células buenas.

Los factores de transferencia inmunológica nos ayudan a:

Fortalecer el sistema inmunológico.

Reconocer al intruso

Destruirlo

Después de actuar, reprime la hiperactividad desatada.

Actúa como agente de memoria para el sistema inmunológico en recordar al invasor para futuras invasiones.

 

Algunas acciones principales del Transfer Factor Plus:

Modulación inmunológica.

 

Identificación positiva de las células propias.

Identificación negativa de una larga lista de antigenos agresores.

Incremento de la defensa inmunológica.

Señal de fin de actividad inmunológica innecesaria.

Estímulo a la cicatrización reparadora.

Entre otras acciones podemos mencionar también:

Regulación de la tensión arterial.

 

Inducción a la muerte celular de células cancerosas (apoptosis).

Disminución de las cifras de colesterol (y en menor grado de los triglicéridos).

Efecto antidepresivo.

Incremento de la masa muscular (anabolismo).

Disminución del apetito excesivo.

Trastornos y enfermedades en lo que se ha empleado con éxito como terapia complementaria nutricional.

Infecciones e infestaciones.

 

Bacterianas: estreptococos, estafilococos, psudomonas, salmonella, eschericha coli.

Bacterianas Crónicas: lepra, tuberculosis, Clamidia, micoplasma, sífilis, gonorrea, propionibacterium acneiformis.

Parasitarias intestinales: áscaris, amibiasis, schistosomiasis, Criptosporidio.

Parasitarias sistemáticas: Toxoplasmosis, leishmaniasis, Enfermedad del Chagas.

Micosis: Candidiasis cutánea, vaginal e intestinal, Histoplasmosis.

Virales: influenza, sarampión, hepatitis A-B-C, herpes simple, herpes ocular, herpes vaginal, herpes tipo 6, herpes zoster, citomegalovirus, Epstein Barr, virus, dengue clásico, rino y reo virus catarrales.

 

Autoinmunes

Esclerosis múltiple, Púrpura trombocitopénica idiopática, Uveítis, Enfermedad de Crohn, Colitis ulcerativa idiopática, Psoriasis, Lupus eritomatoso sistemático, Artritis reumatoide, Esclerodemia, Enfermedad de Sjogren, Granulomatosis pulmonar, Tiroiditis de Hashimoto y Riedel, Hipertiroidismo e hipotiroidismo con anticuerpos antitiroideos, Exoftalmia maligna, Incompatibilidad cervico-espermática.

 

Alergias

Rinitis alérgicas y rinosinusitis, Asma, Bronquitis crónica, Dermatitis atópica, Urticaria, Angioedema.

 

Inmunosupresión adquirida o secundaria.

Cáncer: (con excepción del carcinoma pulmonar de células pequeñas), nasofaringe, pulmonar a células no pequeñas, de mama, de próstata, linfomas Hodgkin y no Hodgkin, melanoma Leucemia linfocitica, Mieloma múltiple, Sindrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), Depresión inmunológica secundaria (radio y quimioterapia, cortisona y otros fármacos), Granulopenia y agranulocitosis secundarias.

 

Odontológicas.

Gingivitis séptica, Gingivitis traumática, Gingivitis atrófica nutricional y paradontitis ligeras, moderadas y severa. Caries con inflamaciones, Glositis, Abcesos apicales, bolsones contaminados, Cavidades con pulpa expuesta, Queilitis angular, Leucoplasias y metaplasias, Cáncer de orofaringe y de cavidad oral, Queilitis angulares, infecciones orofaringeas, Herpesvirus, micosis, En pre y postoperatorio.

 

Cirugía.

Preoperatorio, Postoperatorio, Dehiscencia de incisiones, abscesos angulares, Sepsis de puntos totales.

 

Otras.

Alzheimer, Autismo y seudo autismo, Parkinson, Post-ACV, Enfermedad de Paget, Envejecimiento acelerado sin causa aparente, Epilepsia y otras disritmias, Síndrome de fatiga cronica, Fibromialgia, Infecciosas, Parasitarias, Microbacterias, paludismo, Ebola, Angioedema, Urticaria, encefalitis, Herpes recurrente, Antra, CMV, EBV, Cryptosporidium, Schistosoma Mansoni, Campylobacter, Neumonía, Conjuntivitis, Salmonella, Tuberculosis, Infecciones crónicas, migraña crónica, enfermedades de contagio sexual, Fibromas, epilepsia, esclerosis múltiple, entre otras. Util como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades que afecten nuestro coeficiente inmunológico.

 

Entre otros usos especiales y populares se ha utilizado este producto en animales, produciendo iguales resultados positivos.

 

La respuesta es rápida y ampliamente efectiva. La dosis varia desde dos cápsulas diarias (6AM y 11PM) hasta 18 cápsulas diarias en casos muy severos (6AM, 4PM y 11PM). La aplicación local en bolsones y paradontitis es de gran beneficio. Se disuelven dos cápsulas en agua estéril y se frotan las encías, colocándolo en los bolsones después de limpiarlos. Esta aplicación es dos veces por semana, por tres meses, además de ingerir una dosis diaria de refuerzo de 2 cápsulas al acostarse.