Curacion con color

El color también se emplea terapéuticamente en diversas instalaciones no médicas. En algunos casos, sus efectos han sido por completo accidentales, como en un informe que me envió el director de una prisión recién construida en la que cada una de las cuatro alas estaba pintada en un color diferente. Tanto él como su personal descubrieron que la conducta de los prisioneros variaba significativamente dependiendo de en qué ala vivían, aunque su asignación a cada una había sido al azar. Los que estaban en las alas rojas y amarilla tenían mayor tendencia a la violencia que los de las alas azul y verde.
  La investigación experimental da apoyo a estas observaciones. Se ha descubierto que ver luz roja aumenta la fuerza del sujeto por 13.5 por ciento y produce 5.8 por ciento más actividad eléctrica en los músculos del brazo. Por esta razón, ahora se emplea para mejorar el desempeño de los atletas. Mientras que la luz roja parece ayudar a los atletas que necesitan explosiones rápidas y cortas de energía, la luz azul ayuda en desempeños que requieren una producción más constante de energía.
 
En comparación, se ha descubierto que el rosa tiene un efecto tranquilizante a unos cuantos minutos de la exposición. Suprime la conducta hostil agresiva y ansiosa, interesante si se considerara la asociación tradicional con las mujeres en la cultura occidental.  Las celdas de color rosa se usan ampliamente para reducir conducta violenta y agresiva entre prisioneros, y algunas fuentes han informado de una reducción de la fuerza muscular en presos en 2.7 segundos. Parece que cuando se encuentran en un entorno rosa, las personas no pueden ser agresivas, incluso si lo desean, ya que el color agota su energía.
 
En contraste, se debe evitar el amarillo en tales contextos ya que es muy estimulante. Gimbel ha sugerido una posible relación entre el crimen callejero violento y la iluminación de sodio amarillo de las calles.
 
La investigación también ha mostrado que los anteojos de color pueden ser muy efectivos en el tratamiento de las dificultades de aprendizaje, en especial en la dislexia. Esto lo descubrió primero la psicóloga norteamericana t1elen Irlen, pero se trató con escepticismo hasta que investigaciones recientes del Consejo Británico de Investigación Médica confirmaron las afirmaciones de Irlen. En junio de 1993, un nuevo aparato óptico, llamado Colorimetro Intuitivo se puso a disposición de los oculistas británicos de manera que puedan medir cuál tinte (rosa brillante, amarillo, verde o azul) ayuda más a las personas que normalmente ven el texto que se arremolina, tiembla o con letras que aparecen en un orden equivocado.
 
Comprensión contemporánea de los efectos físicos del color
 
Hasta hace poco, se pensaba que la función de la luz estaba relacionada principalmente con la vista. Sin embargo, ahora está bien establecido que no es necesario ver el color en realidad para que tenga efectos psicológicos y fisiológicos definidos. También los pueden distinguir sujetos ciegos, ciegos al color y vendados. Este fenómeno, al que se llama visión sin vista, visión dermoóptica o biointroscopia, se ha investigado desde la década de 1920, cuando se estableció que sujetos hipnotizados y vendados podían reconocer colores y formas con la frente y que sujetos vendados no hipnotizados podían describir con precisión colores y formas que se les presentaban bajo un cristal.
 
La investigación en Rusia durante la década de 1960 fue estimulada por los estudios de Roza Kulesheva, la cual al ser vendada podía distinguir color y forma con la punta de los dedos y también podía leer de esta forma. Otros experimentos descubrieron que Kulesheva no era excepcional; uno de seis sujetos de experimentación podía reconocer color con las puntas de los dedos después de sólo 20 a 30 minutos de entrenamiento y las personas ciegas desarrollaron esta sensibilidad incluso con mayor rapidez.
 
Algunos sujetos que podían distinguir color correctamente manteniendo sus dedos de 20 a 80 cm sobre tarjetas de color describieron experimentar sensaciones diversas, desde piquetes de aguja hasta brisas ligeras, dependiendo del color. Incluso cuando se controlaron las diferencias de calor, de estructura de los I materiales teñidos y otras variables, las personas aún  eran capaces de distinguir los colores con exactitud, sin importar si se ponían bajo vidrio, papel calca, papel aluminio, láminas de bronce o cobre. Este fenómeno continúa siendo un misterio.
 
Comprender estos efectos sólo se ha producido como resultado de investigación en las hormonas melatonina y serotonina, sustancias que produce la glándula pineal en el cerebro. Se sabe que la melatonina es la vía química crucial mediante la cual los animales responden a la luz y sincronizan su funcionamiento corporal con las variaciones diurnas, lunares y estacionales. La serotonina es un neurotransmisor muy importante para el cerebro, cuya acción se ha relacionado con trastornos mentales como esquizofrenia y estados de alucinación.
 
La serotonina se produce durante el día y es estimulante, mientras que la producción de melatonina, que se relaciona con el sueño, aumenta cuando está oscuro y tiene un efecto general depresivo. Esto se invierte cuando hay luz y se reduce la producción de melatonina. Su principal sitio de acción parece ser el hipotálamo, la porción del cerebro que participa en la mediación de los efectos de diversas hormonas y regula las emociones. Sin embargo, los cambios en la producción de melatonina en respuesta a la luz influyen en todas las células del cuerpo, en especial en los procesos reproductivos, que son muy sensibles a estas variaciones. Se han encontrado niveles muy elevados de melatonina en mujeres con problemas de ovulación y anorexia nerviosa, una de cuyas caracteristicas es la amenorrea, o ausencia de periodos, en hombres con número bajo de espermatozoides y en personas que sufren de trastorno afectivo estaciona!, que por lo general se presenta durante el invierno.
 
La depresión en general parece estar muy relacionada con el nivel de la melatonina y las personas que tienen este mal muestran una rápida mejoría en respuesta a la luz solar natural o a la terapia de luz que utilice lámparas de espectro amplio. La investigación también ha confirmado que ciertas partes del cerebro sólo son sensibles a la luz sino que en realidad responden de manera distinta a diferentes longitudes de onda; en la actualidad se cree que las diferentes longitudes de onda (colores) de la radiación interactúan de manera distinta con el sistema endocrino para estimular o reducir la producción de hormonas.
 
Así, se podría pensar que la curación actual con color se basa en los descubrimientos de la ciencia  occidental en las últimas décadas. Sin embargo, se  basa en una ciencia totalmente más antigua y esotérica, cuyos principios y prácticas aún deben reconocer, además de verificar, los científicos occidentales. La curación con color está enraizada en el misticismo antiguo, cuyos principios básicos son comunes a muchas culturas diferentes de todo el mundo.
 
Sintonizando con las energías sutiles
 
La curación con color se basa en la comprensión de estos principios. En la tradición, quienes lo hacían eran videntes o clarividentes, místicos que podían percibir energías sutiles y de esta manera, los colores del campo de energía humana, directamente. Los clarividentes contemporáneos creen que otras personas también pueden aprender a percibir estas energías. Quienes no pueden 'ver' los colores del campo de energía humano en forma objetiva, pueden sintonizarse con las vibraciones del color. Esta sensibilidad puede ser latente en todos nosotros y se refleja en las descripciones comunes de las personas como en un estado de ánimo negro', 'verde de envidia', 'azul de coraje' o que produce buenas o malas 'vibras'. La mayoría de las personas puede fomentar una sensibilidad mayor a estas vibraciones con gran facilidad.
 
De la misma manera que las personas vendadas pueden distinguir colores por 'sensación' (ve el Capítulo Uno), se pueden detectar diversas sensaciones físicas en sus manos y dedos cuando pasan las manos por el campo de energía de otra persona a unos cinco a ocho centímetros sobre la superficie del cuerpo. Calor y frío, hormigueo,  'piquetes', pulsos, presión o choques eléctricos proporcionan información confiable sobre el dolor o cualquier otros síntoma de enfermedad que se pueden verificar hablando con la persona.
El arte de la varita mágica
 
Una técnica muy antigua para detectar energías sutiles es la varita mágica, que en esta caso toma la forma de un péndulo. La cantidad y dirección de la energía que fluye a través de un chakra se puede detectar utilizando un péndulo. Por lo general, después de unos cuantos segundos éste se empezará a mover. Su movimiento puede ser circular, elíptico o de un lado a otro, y puede ser constante o errático. La dirección y radio del movimiento muestra la cantidad y dirección de la energía que fluye por el chakra. El radio del movimiento se relaciona con la fuerza y la cantidad de energía que fluye por el chakra y la energía de la persona que usa el péndulo. Entre más amplio el radio, mayor el flujo de energía. La velocidad del movimiento indica la velocidad del flujo de energía a través del chakra. Un movimiento muy rápido sugiere que el chakra está trabajando en exceso, mientras que una velocidad baja significa que el flujo de energía por el chakra es lento.
 
El movimiento en el sentido de las manecillas del reloj del péndulo indica un chakra abierto que está funcionando con efectividad; por lo tanto, los sentimientos y procesos regidos por él están en equilibrio y sanos. El movimiento en sentido contrario a las manecillas del reloj indica que el chakra está cerrado o bloqueado de manera que la energía no puede fluir por él. El resultado es que los sentimientos y funciones regidos por él no están en equilibrio y es probable que la persona los experimente en forma negativa.
 
Entre estos dos extremos se pueden describir diferentes movimientos más con el péndulo. Un giro elíptico indica un desequilibrio derecho e izquierdo del flujo de energía en el cuerpo y que un lado del cuerpo es más fuerte que el otro. Entre más se distorsione el  movimiento circular del péndulo sobre determinado chakra, más severa es la distorsión de la energía. Una  separación entre derecho e izquierdo se sugiere por un movimiento hacia atrás y adelante del péndulo con un ángulo de 45 grados en relación con el eje vertical del cuerpo; entre mayor el movimiento del péndulo, mayor la cantidad de energía que contiene la distorsión. Movimiento atrás y adelante en paralelo con el eje vertical del cuerpo o perpendicular a él también indica distorsión de la energía. En el primer caso, la energía se desvía hacia arriba y en el último hacia abajo, lo que sugiere que se expresa en forma inapropiada a través de un chakra superior o se suprime. El movimiento caótico indica que existe un flujo considerable en el chakra y en su funcionamiento. Cuando el péndulo no exhibe movimiento alguno, el chakra ya no está funcionando y no está metabolizando la energía del campo de energía universal.  Es un estado enfermizo y si se mantiene por largo tiempo, la persona se enfermará.
 
Cinesiología aplicada
 
Otra forma de diagnóstico utilizado en la curación con color es la cinesiología aplicada. Actúa en forma similar al péndulo ya que cuenta con respuestas musculares imperceptibles a energías sutiles para determinar los desequilibrios en el sistema de energía del cuerpo. El profesional sostiene un color a la altura del ojo con el brazo izquierdo mientras extiende el brazo derecho horizontalmente. Conforme percibe cada color, aplica presión suave hacia abajo al brazo derecho extendido. La falta de resistencia a esta presión sugiere que la persona necesita el color que está percibiendo.
 
Diagnóstico de la columna vertebral
 
Una forma más compleja de diagnóstico, desarrollada por Theo Gimbel, implica una forma más especializada de varita mágica, utilizando los dedos en la columna vertebral. Esto se basa en un principio similar a la radiónica y utiliza un espécimen de la persona al que se llama 'testigo'. En la radiónica, por lo general es algo del cuerpo, como una mancha de sangre o un mechón de cabellos, pero en el método de Gimbel se puede utilizar una firma o fotografía del sujeto. Esto se coloca bajo una tabla en que se muestra la columna. El terapeuta mueve el dedo medio de su mano dominante sobre la tabla, vértebra tras vértebra, percibiendo las sensaciones conforme aparecen. Las vértebras que se consideran 'inactivas' no producen sensaciones, mientras que las activas producen calor, frío, rechazo o comezón en el dedo. Esta forma de diagnóstico se basa en la idea de que la energía sutil que recorre el canal de la columna vertebral se organiza en secciones asociadas con diferentes funciones físicas y psicológicas. Cada sección abarca ocho vértebras, asociadas con los colores del arco iris en secuencia. El diagnóstico de enfermedades mentales y físicas se determina mediante cuáles vértebras (y en consecuencia cuáles colores) están activas o inactivas en cualquier sección.
 
La racionalización de Gimbel es que cuando se pasa luz blanca por cada uno de cuatro prismas acomodados con precisión, emergen ocho rayos de color, incluyendo el magenta. Afirma que esto es claramente visible en papel blanco impreso con líneas y barras, y es resultado de la yuxtaposición de negro y blanco, la cual mezcla el rojo con luz ultravioleta. La adición de este color extra produce cuatro pares de colores complementarios cuando se presentan en la secuencia del arco iris como una rueda de colores. Estos pares complementarios son rojo y turquesa, anaranjado y azul, amarillo y violeta, verde y magenta. Al combinarse producen luz blanca. Gimbel enfatiza que los pares complementarios de los colores siempre se deben utilizar juntos en el tratamiento que emplea luz, con el fin de lograr el equilibrio de la energía que es esencial para la buena salud. Sostiene que sí un color que se utiliza en el tratamiento no está equilibrado con su color complementario, la condición puede empeorar. Muchos terapeutas de color modernos entrenados por Gimbel creen que existen ocho colores en el espectro, y han introducido un chakra mayor entre la garganta y el corazón para acomodarlo. Al hacerlo, no sólo se alejan del sistema tradicional de chakras y de la práctica de la curación con color, sino también de las leyes aceptadas de la física.
 
Luz de color
 
Se ha utilizado en la curación durante toda la historia en combinación con formas, sonidos, minerales, flores, alimentos y otras formas con la misma frecuencia vibracional característica. La luz de color se puede proyectar en diversas partes del cuerpo utilizando diversos aparatos, como lámparas y filtros. En muchos casos, la luz que se obtiene se define en formas que se cree mejoran el efecto energético del color. Los terapeutas del color contemporáneos utilizan lámpa1 ras de amplio espectro ajustadas con filtros especiales de cuarzo que pueden producir colores de todas las longitudes de onda y frecuencias. Esto no se puede lograr con luz artificial ordinaria, ya que emite algunas longitudes de onda más poderosas que otras. Por ejemplo, el espectro de la luz que emite un tubo fluorescente es más débil en los rojos que en azul, verde y ultravioleta.
 
El tratamiento empleando luz de espectro completo filtrada apropiadamente es poderoso. Seleccionar el color y el tiempo de exposición incorrectas puede crear desequilibrios en las energías del cuerpo, así  que la luz de color se debe utilizar para curar sólo con la guía de un profesional entrenado. Sin embargo, se puede comprar la luz de espectro completo que produce todas las longitudes de onda de color y emplearse con seguridad y beneficios para personas que pasan mucho tiempo expuestas a luces artificiales. El uso indirecto de la luz de color también puede ser benéfico. En la India, la práctica tradicional de i beber agua que se ha expuesto a la luz del sol a través de varios vidrios de color aún se prescribe en el tratamiento de problemas específicos. Muchos terapeutas del color utilizan elíxires similares, desarrollados por Edwin Babbit.  Estas preparaciones se pueden hacer y emplear en el hogar con toda seguridad. Aunque el uso de colores incorrectos no conferirá ningún beneficio a la persona, no le hará ningún daño.
 
Pigmentos coloridos
 
Como tintes y pinturas, los pigmentos coloridos se han empleado ampliamente en la curación desde tiempos muy antiguos. Tienen diferentes propiedades; los colores primarios de los pigmentos (rojo, amarillo y azul) no se pueden crear mezclando cualquier otro color. La mezcla de estos colores primarios produce el color negro ya que juntos absorben toda la luz que cae en ellos. Un pigmento rojo absorbe todas las longitudes de onda de la luz, excepto el rojo, el cual refleja; el pigmento amarillo absorbe todo, excepto el amarillo; y el pigmento azul absorbe todo, excepto el azul. Cuando se mezclan un par de pigmentos primarios, producen pigmentos secundarios; rojo y amarillo hacen anaranjado, rojo y azul hacen violeta y amarillo y azul hacen verde, produciendo los siete colores principales que tradicionalmente se asocian con el espectro de color.
 
Los principios generales con que se rigen los terapeutas del color son que las energías se pueden estimular al alentar la exposición cotidiana a ciertos colores. Esto puede ser empleando en ropa y accesorios, la decoración y los muebles de tu entorno casero y de trabajo, y comer ciertos alimentos. El principio de resonancia se utiliza para determinar cuáles energías se expresan más en un individuo. Se asume que una persona que por lo general emplea mucho el color rojo está resonando con esa vibración, y en consecuencia se beneficiaria de añadir otros colores, principalmente los tonos más 'fríos' de verde y azul, si tiende a 'sobrecalentarse', a excitarse demasiado o tiene algún mal asociado con un exceso de energía roja.
 
Como contraste, alguien que no tiene suficiente de esta energía y evita usar este color, se puede beneficiar de usarlo y de estar en un entorno rojo. Una persona así también se puede beneficiar de comer carne roja y de alimentos como betabeles, rábanos, tomates, frutas de cascara roja y de especias como el ají de Cayena, clavo y pimientos. Estos alimentos debe evitarlos las personas con exceso de energía roja.
 
Este conocimiento forma la base del Ayurveda, la medicina tradicional del subconsciente hindú, y uno de los sistemas más antiguos de curación del mundo. Principios similares también son fundamentales en la medicina china tradicional.
 
Hellen Graham
Curacion con color