El cambio y la ayuda del Psych-K

 "Si he visto más lejos es porque he estado parado en los hombros de gigantes." de Isaac Newton.


Los que me conocéis me habréis oído decir siempre  que he tenido los mejores maestros. Pero supongo que muchas otras almas habrán dicho lo mismo de los suyos y otros tantos habrán encontrado posiblemente los mejores en su especialidad.

Este proceso en el fondo es muy sencillo, se trata de buscar, hacer y hacerse preguntas, y cuando se ha buscado y encontrado la precisión en la pregunta aparece la respuesta, y muchas veces en forma de maestro y otras en forma de nueva disciplina.

Eso es lo que me ha pasado con el Psych-K y llega como una contestación magnifica a muchos años de experimentación y búsqueda con los tattwas, con meditación, con mandalas, cristales, yantra, música y arquetipos. Se que cuando lo encontré estaba buscando un nuevo recurso como casi siempre, y bien lo sabéis los que me conocéis, pues en todos estos años he recorrido el mundo y no he dejado de buscar. Pero es cierto que hoy en día ya no busco recursos para mí, pues mi alma desde hace algunos años está en paz, y hace tiempo que he alcanzado una serenidad y certidumbre de la que disfruto. No se si eso se llama iluminación, pero en todo caso se le parece mucho.

Pero no es de mí de quien pienso hablar en el día de hoy, solo lo hago para introducir una idea: Cuando leí a Lipton, estaba de acuerdo en sus postulados absolutamente, y aunque yo no podría afirmar que, ”La vida de la célula está regulada mucho más por el entorno físico y energético, que no por sus genes”, puesto que no soy bióloga ni investigo en esa área, si puedo afirmar que la vida de las personas esta totalmente afectada por sus alianzas, por sus pactos de vida, por el entorno, y he visto cambios que muchas veces son definitivos cuando las personas hacen nuevos contactos o alianzas adecuadas. El hombre está en una absoluta interacción e integración con el medio que le rodea, lo sepa o no, y esto le hace madurar y experimentar en una progresión geométrica muchas veces. Cuando logra la comprensión en su medio o esa madurez hacia la comprensión es lo que le convierte en alguien dichoso. (La gran triada es conocimiento, conciencia y gozo, cualidades que se despliegan juntas y a la vez).

Tengo que señalar que en un periodo muy largo, desde el 2001 hasta casi el 2011, la personas, todas las personas, estuvimos en un receso, en una parada obligatoria sujeto a un patrón de observación y cambio, y sólo podíamos ver parte de nuestro programa. Lo canalicé en esta casa, justo cuando ese intervalo de precisión e identificación empezaba. Se nos dijo como y en que consistía ese “lapsus existencial” que operaba en lo profundo y ralentizaba en cierta medida el avance, aparentemente. Mientras tanto lo social iba a toda prisa haciendo y tejiendo catarsis. (De esto hablaré otro día, solo si lo considerase necesario en función de la velocidad que traerán los acontecimientos).

Pero definitivamente en este año está llegando el cambio, visible, apreciable, notable, renovador, redentor, y lógico. De alguna manera hemos podido leer con más amplitud nuestro programa y nuestros patrones, y de una vez por todas sentimos como si estuviésemos saliendo de un sueño trágico que nos tenía atrapados en ciertas pesadillas que parecían haber tomado mucha fuerza.

Ahora el hombre podrá como dice Lipton, reescribir el guión de su propia vida. Y en eso estamos. Por supuesto que lo reescribe desde donde está por evolución, pero integrando una necesidad más, la necesidad de ser un ser social y solidario además de justo y equitativo. Se podría resumir como la necesidad de encontrar respuestas comunes para el alma planetaria.

Ha sido a partir del trabajo del verano, un trabajo espectacular con los grupos con los que venía trabajando por diversos periodos, cuando he podido notar que era posible y fácil cambiar si uno reconocía con precisión donde estaba atascado. Personas que estaban “aparentemente” ralentizadas en su evolución, sujetas a creencias limitantes de uno y otro tipo, han podido entender las sugerencias que se les venían haciendo desde hace tiempo, han podio leer su caminar ahora y su receso hasta aquí, y el aprendizaje en ambos. Han podido verse y no negar, y han podido entender desde lo más profundo, que para cambiar es necesario que uno quiera hacerlo, e involucrar en esto su subconsciente, su propio ser, y además hay que destacar lo prioritario que el cambio se hace reorganizando la naturaleza, el ADN, el cuerpo y las actitudes.

Han podido comprender en si mismos que definitivamente el cambio lo hace el ego, que es quien protege la cualidad esencial en cada uno. Es desde el basta ya, desde el neti –neti (de esto no más, como dice el mantra), desde donde el hombre grita lo que quiere de una vez por todas, como bien explica la Parábola de los Talentos.

Justo con ese sentimiento certero de sed, de necesidad de ir en otra dirección es con lo que trabajamos y con la nueva terapia.

Hasta aquí el hombre ha tenido que tener la paciencia de reconocer y reconocerse, y muchas veces a la baja. Pero cuando esto se hizo en el fondo estaba generando la confianza para encontrar el maestro adecuado, el camino adecuado y con él los recursos. Hemos visto que ningún trabajo anterior ha sido innecesario, pues todos nos han facilitado las cosas para decidir en que dirección avanzar.

El salto es desde un hombre individualista y en una lucha feroz por la vida, la fama, la carrera y la profesión, e incluso su pareja, (este es el diseño de creencias desde Darwin), a un hombre nuevo; el hombre de cuarta dimensión, solidario, justo, equitativo, resolutivo, y con un alma planetaria colectiva que se está diseñando, definiendo, el hombre del que nos habla RA HURU HU en The Human Design Systen. Es un hombre que debe conocer y reconocer su diseño como ser individual y colectivo, y debe aceptarse como es en el medio de TODO y con TODOS.

La nueva energía está aquí, en las plazas, en las asambleas del 15 M, en las asambleas de los indignados del mundo, en Chile, Egipto, Israel, donde sea y en comunión. Comunión que consiste principalmente en darnos cuenta de donde estamos, sabiendo que cada uno está en el lugar adecuado, pero además las personas sabremos que tenemos que sacar al hombre, a todos los hombres, y los recursos que pertenecen a TODOS, de las manos de un sistema que no ha sabido tratarlos bien. Eso y mucho más.

Toda la energía nueva habla de renovación, de escucha de puesta en común de querer conocer para saber y luego poder actuar. Y en este planeta hay tanto por hacer.

Decía Martin Luther King que, “Cuando hablásemos del siglo XX no sería lo más grave las fechorías de los malvados sino el silencio de las buenas personas”

Ahora por fin las buenas personas ya no querrán guardar silencio

Y es esta energía, que habla para reconocer y reconocerse la que ha estado con nosotros, en nuestras casas del campo, en el verano. El trabajo ha sido con personas, que hicieron todo lo posible para dejar sus viejos esquemas atrás y observar primero. Luego comprendiendo y conversando además.También reconociendo y aceptando. Luego pudimos hacer, ¡por fin!. Pues hasta aquí, aunque llevasen/llevásemos años trabajando mucho, no se había logrado así y de esta manera. Se ha dado una integración definitiva de muchos aspectos en muchos de nosotros, porque el tiempo de madurez está llegando.

Siento que estamos trabajando definitivamente futuro y quiero compartirlo con vosotros.¡¡¡Esta vez si!!! Por fin, he visto la nueva energía declararse en las caras, en los recuerdos y en los hechos. He visto a muchas personas que habían perdido la esperanza sobre si mismas y sobre el entorno, personas que habían tirado la toalla antes de tiempo, y personas que habían decidido envejecer e incluso morir por pereza al cambio, renovarse a la vista de todos.

¡¡Quería compartir esta natividad con vosotros y deciros que estamos abiertos a quien nos busque!!!, ¡¡¡por fin con las manos llenas!!!

Y quería dar las gracias públicamente a tantas y tantas personas bellas que han pasado por mi vida en estos años, y sobre manera a los que me han sido fieles y han sabido esperar un cambio que les anuncié en el año 1995, y desde entonces he venido explicando, definiendo, cultivando y aprendiendo

Estuve explicando y dando certidumbre mientras muchos no podían reconocerlo en si mismos y en su entorno, pero por fin, ha sido visible para todos nosotros los que todavía estamos juntos.

¡¡¡Se acabó la espera!!!. Ahora podemos decirlo.

Gracias a todos los que habéis pasado por mi vida, sin vosotros puede que no hubiera sido posible todo este amor y todo este gozo.

Shanti, shanti, shanti
¡¡¡que la paz, y la paz, y la paz sea!!!

 Informacion adicional sobre la papel que juegan las creencias.