¿Cómo sabes la vibración que te corresponde?

 Me pregunta alguien en un mensaje privado. ¿Cómo sabes la vibración que te corresponde?

Muy alta, porque ya no me siento superviviente, hubo tiempos en que si lo hice, y me curé de una depresión endógena, según me fui curando fui reconociendo mi rango. Siempre hay una razón por la que soporto un estado y siempre tiene que ver con un bien mayor que puede estar en camino, aunque el camino sea largo muchas veces y lo sé, no por ello desespero.

Porque en esas circunstancias dejo partir de mi vida a los que no me ven, y creen saber mucho de mí. Es lo más adecuado para reconocer los vientos sagrados que me ayudaron a llegar, permanecer y finalmente me harán volar de nuevo. Es cuando no acepto nanas a mí alrededor.

Uno de mis conflictos fue madurar la compasión. Y lo cuento porque sé que es el conflicto de otras personas a mi lado.

También puedo decir que mi risa y mis lágrimas no dependen de como estoy, sino de como soy.

En este tiempo puedo esperar para que otros terminen sus viajes, sin desesperarme por ello.

Donde estoy me vivo sin restricciones, comprender las cosas de la vida me dan ese poder, puedo respirar la presencia y en cada aliento saber de mí y muchas veces también de los otros. Comprendo que los demás me ven de otra manera y hasta se donde les disgusto, no siempre es adecuado no disgustarles, pero en muchas ocasiones se retirar mi energía y esperar y si no se dan nuevas circunstancia no pasará nada, nunca seré vengativa por ello.

En cada nuevo tiempo renuevo el coraje de mi corazón, y modulo el mismo para ser útil a los demás. Ahora es un devenir constante ya que a cada rato es un nuevo tiempo.

Creo que en este momento el bagaje es mirar dentro de uno mismo y encontrar la luz del alma que uno ha acumulado, y cuando uno puede mirarla sin envanecerse…¡entonces si!, ahí sí creo haber llegado cerca de MI CASA.

Hace poco una persona cercana me dijo que era bambú y se lo agradecí mucho (uno porque era mi hijo, y otro porque me costó serlo); como yo lo entiendo es dejarse ir a donde los vientos sagrados nos empujen, y hay que quitar ego, para hacer eso. No obstante entiendo a los que me describan como rígida, no siempre tengo tiempo ni ganas para las tonterías. Y suelo ser honrada con ellos y conmigo en esto. Aunque a veces espero…no intentando que me descubran a mí, sino que se descubran a sí mismos si siento que mi presencia les ayuda a verse, y muchas veces sucede, ahí está la confianza explicita por el servicio.

Por último todo esto lo puedo explicar sin que suene arrogante o cursi, lo cual habla de que ha sido incorporado.

No me busques para que te de mensajes de lo Absoluto que yo misma no haya integrado, así es como entiendo la vida, y la evolución del alma.